México. Cambios sociales y culturales. 1910 – 1940

Formando el cuerpo de una Nación


El sector cultural y social en el México posrevolucionario

La identidad entre los integrantes de una nueva nación. La popularización del deporte también coadyuvó a eliminar la idea de que las actividades deportivas eran exclusivas de la élite como lo fueron el tenis, el polo o el ciclismo. Así, el deporte en los regímenes subsecuentes también fue utilizado para fortalecer el concepto de ciudadanía. En forma paralela, la condición simbólica del cuerpo tenía otro significado, algo parecido a la antigua Grecia helénica y a unas ideas sutiles de tipo eugenésico nietzscheano y prenazi, “el hombre posrevolucionario, saludable y culto sería el encargado de conducir a la sociedad hacia un futuro ideal.”

palacio_de_bellas_artes_-_mural_katharsis_orozco_1

Detalle del mural de Clemente Orozco

De igual manera, en este nuevo Estado político por la cultura, el tejido social y su higiene, sus actividades siguieron un paradigma transformador que se basó en la concepción moderna del sujeto social y el cuerpo vinculado como un símbolo potencial de fuerza y avance. Si el nuevo ciudadano tenía un buen desempeño físico y cultural, su potencial y desarrollo laboral-productivo, aumentaría en forma notable. En esta época estos eventos se trasladaron a varios vórtices, uno de ellos fue en el plano de las artes plásticas y visuales, en este período se configuró un imaginario en torno al deporte que ocupó tanto a la pintura, como al grabado, la literatura, la filosofía, la fotografía e incluso la cinematografía. Y gracias también al advenimiento de distintos medios, las actividades sociales, culturales y deportivas se tornaron especialmente significativas dentro del discurso legitimador de los regímenes posrevolucionarios.

sssaa

Grafiti dentro de un Centro Social

Este imaginario social del deporte, la cultura y las artes, fueron la clave de la reconstrucción posrevolucionaria, donde además fue concebido como un deber cívico y por ende, la vía por la cual se encarnaba al nuevo mexicano. Todo esto se dio a través de núcleos temáticos, dando énfasis en su vínculo con la difusión de nuevos paradigmas sociales, políticos, educativos, artísticos, filosóficos, sociológicos, antropológicos y pedagógicos.

presencia_mural1

Mural de González Camarena.

Durante la época posrevolucionaria, se impulsó el proyecto que buscaba lograr el desarrollo industrial y urbano del país, e integrar la nación a la modernidad, de acuerdo con el modelo socioeconómico deseado por el sistema político mexicano. El cine sonoro se desarrolló por la empresa cinematográfica Warner Brothers. En esas épocas se filmaron más de 100 películas en cuatro estudios, los de la Nacional Productora de Películas que dejó de llamarse Chapultepec y que a partir de 1938 se conocerían como la Universidad Cinematográfica, los de las Lomas de Chapultepec conocidos como Industria Cinematográfica desde 1933 y los más grandes y equipados CLASA (Cinematográfica Latino Americana, S.A.) que estaban ubicados en la calzada de Tlalpan.

882b13b0e141369f5f5e136c2dada0ce

Santa es la primera película mexicana sonora 
Realizada en 1931 y estrenada en 1932.

La Historia de la mujer en México, juega un papel muy importante desde sus comienzos en la cultura, hasta nuestros días actuales y en varios aspectos: educativo, cultural, social, político y económico, los cuales han representado una constante lucha y sacrificio.

7222077_orig

Retrato de Guadalupe Natalia Tovar Sullivan,
 "Lupita Tovar"
 actualmente tiene 106 años y vive en México

Hermilia Galindo de Topete, pionera del movimiento feminista en México, luchadora social, oradora por excelencia, maestra y periodista que durante su vida encontró en la defensa de los derechos de las mujeres el aliciente que condujo su vida y su trayectoria política. Nació en Lerdo, Durango, el 29 de mayo de 1896, desde muy joven se mostró aguerrida y convencida de sus ideales anti reeleccionista, mismos que transmitían en clase a sus alumnas y alumnos duranguenses y de Chihuahua. Como periodista, fundó el diario feminista, La mujer Moderna, publicación que promovió el desarrollo de las mujeres al ubicarlas en el sito que les correspondía en la sociedad. Desde este medio afirmaba que la igualdad política debía extenderse a la educación, al trabajo y a las relaciones personales. Ella defendió la educación laica, reclamó la educación sexual y el derecho de las mujeres a ejercer libremente su sexualidad, sosteniendo que las mujeres, al igual que los hombres, tienen los mismos deseos sexuales, tesis que le acarreo fuertes críticas de sectores feministas conservadores y el rechazo social.

nuestra-imagen-actual-david-alfaro-siqueiros

Boceto de Siqueiros

En el ámbito político como secretaria para el régimen maderista, lucho en la oposición al gobierno contrarrevolucionario de Victoriano Huerta y participó de forma activa en la Revolución constitucionalista. Además organizó varios clubes revolucionarios en Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán. Hermilia tuvo una importante participación al presentar una ponencia revolucionara en el primer congreso Feminista en Mérida, Yucatán, en 1916, en la cual demandó los derechos políticos y sexuales de las mujeres. Durante los debates previos a la constituyente de 1917. Hermilia Galindo, de 20 años de edad exigía la ciudadanía de las mujeres. Se incorporó al movimiento constitucionalista, en 1914, convirtiéndose en la secretaria particular de Venustiano Carranza, primer gobernante de la revolución triunfante. Carranza la nombró su representante en Cuba y Colombia, donde Galindo se hizo cargo de triunfar la doctrina internacional del gobierno, haciendo gala de su excelente oratoria. Cuando el mandatario accedió al poder, Galindo tuvo la oportunidad de presentar una propuesta para que la nueva Carta Magna Incluyera los derechos políticos de las mujeres. Sin embargo el voto femenino no estuvo en la agenda de los constituyentes, lo que fue el primer desengaño que sufrió Hermilia confiada en que la revolución garantizaría los derechos políticos de las mujeres. La promesa de Venustiano Carranza de restablecer la igualdad entre los mexicanos y la efectividad, así como el pleno goce de sus derechos e igualdades ante la ley, no incluyó a las mujeres. Pese a la decepción del movimiento revolucionario y el supuesto cambio social, Hermilia decidió postularse como candidata a diputada por el Quinto distrito electoral de la ciudad de México, suceso histórico en nuestro país, que convirtió a Galindo en la primera mujer que contendió por un cargo de elección electoral. Su participación política, fue ejemplo seguido por otras mujeres del país, en los años 1920 y 1930. En el año 1952 fue nombrada la primera mujer congresista en el gobierno de Adolfo Ruiz, Galindo logró ver concluida la lucha por el voto de las mujeres mexicanas en la Constitución, en 1953 el derecho al voto de las mujeres mexicanas y con él, la ciudadanía. Si bien es cierto el nombre de esta mujer Hermilia Galindo no aparece en ninguna de las calles ni avenidas ni parques de nuestra República Mexicana, es una mujer a la que se le debe recordar y agradecer por la gran lucha a favor de los derechos del supuesto sexo débil y, cada vez que una mujer emite su voto en México, se le rinde un homenaje a su lucha ¿pero eso será suficiente?, o porque no, como un modo de reconocimiento se incluye en literatura a nivel primaria, secundaria o preparatoria, su ilustre trayectoria donde las nuevas generaciones puedan conocerla. Hermilia murió el 18 de agosto de 1954, en la ciudad de México dejándonos una aportación importante en nuestra historia.

3fdf2559f1bed51890c64a46b5d44536_l

Imagen de una mujer haciendo alusión 
de la perspectiva de género, poder 
y política en el México 
posrevolucionario

Para finalizar, las protagonistas principales de las mujeres posrevolucionarias, aparte de Hermilia, son mujeres progresistas, algunas radicales; profesoras, empleadas públicas y periodistas cuya influencia en la sociedad fue más allá de su ámbito inmediato. A pesar de ser una pequeña minoría de la población femenina, sus intervenciones en la vida social y política moldearon la cultura posrevolucionaria como no lo hicieron aquellas mujeres dedicadas a los roles tradicionales domésticos. Algunas de las protagonistas del libro son mujeres anónimas y otras son personalidades sobresalientes como Concha Michel, folklorista y defensora de los derechos y de las mujeres o Refugio García, secretaria general del Frente Único pro Derechos de las Mujeres. Unas y otras comienzan a dejar de ser invisibles en tanto sus aportaciones a la sociedad y a la cultura se pueden apreciar dentro de su momento histórico.

Apoyos Visuales

Referencias

Nueva historia mínima de México ilustrada. Colmex. Recuperado el 7 de agosto del 2016, en http://www.educacion.df.gob.mx/images/libros/historiaminima.pdf

Yankelevich, Pablo. Reseña de “Cultura y política en el México posrevolucionario” de Javier Garcíadiego. Cuicuilco, vol. 14, núm. 40, mayo-agosto, 2007, pp. 229-234.

Hermilia G.”Las mujeres en el ideal político y las viejas en el enredo y el chisme”. En la Mujer moderna 1, num.8, México, 7 de noviembre de 1915, pp.2 y 3.

Hermila G,”La mujer en el porvenir”, op cit. p. 198.

Gabriela Cano Jocelyn Olcott: Revolutionary Women in Postrevolutionary Mexico. Duke University Press, Durham , 2006, 337 pp.


mexico

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Arpon Files dice:

    Excelente publicación. Historia real de nuestro país, mucha de la cual no se aprende en la escuela. Feliz 2017. Un gran abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Hanasam dice:

      Gracias. Igualmente un Feliz Año 🙂

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s